Slide toggle
Recuerdos de la infancia

Recuerdos de la infancia

La semana pasada recibí una noticia que me hizo mucha ilusión y me llenó de motivación de cara al 2017. Sí, para el año que viene, y eso que estamos prácticamente a la mitad de este, por eso ya te hablaré más adelante de esto.

La cuestión es que me motivó a retomar un proyecto que tenía en mente desde comienzos de este año, pero que había aparcado por darle prioridad a otras cosas.

De momento he pensado como nombre para el proyecto, “Terra Endins” o “#terraendins” por lo de ser modernos y esas cosas. Así que ya puedes hacerte una idea de que irá la cosa.

Así que aproveché que habíamos ido a pasar el domingo por Es Pla de Mallorca para darme un paseo por foravila alrededor de Vilafranca de Bonany, por donde me llevaba mi abuelo con el tractor en su época de cosecha, durante algunos días que pasaba con ellos en verano, hace muchos años ya.

No se si viene de los buenos recuerdos que tengo de esos días con mi abuelo, pero siempre me ha gustado el campo y los paisajes que ha ido generando el hombre con el paso de los años. Paisajes formados por los campos de cultivo, un árbol por aquí, otro por allá, huertos, zonas de garriga, pequeños montículos cubiertos de bosque y, en esta zona de Mallorca, las canteras de arcilla.

Es cierto que el amarillo de los campos de trigo cosechados da calor sólo con verlos, que el campo en esta época del año no luce en su máximo esplendor, pero la verdad es que disfruté de ese paseo.

Aunque no fue excesivamente provechoso que digamos a nivel puramente fotográfico, la verdad es que el olor de la paja secándose en el campo, el calor, la fruta en los árboles y los largos caminos de tierra, me trajeron muy buenos recuerdos que me han inspirado ya algunas ideas para “Terra Endins” o “#terraendins”, como prefieras.

Deja un comentario