Slide toggle

Una cuestión que se plantean muchos fotógrafos tanto al fotografiar para microstock como para fotografías personales, es escoger entre estos dos formatos fotográficos, el RAW o el JPEG.

Creo que debo dispara en RAW el 99,99% de las veces, el 0,01% he movido el dial de la cámara sin querer y he cambiado el formato de archivo a JPEG, borro la foto y vuelvo a disparar esta vez en RAW 😉

Diferencias básicas entre el RAW y el JPEG:

El RAW es un formato virgen, que conserva toda la información de la toma sin modificar, es decir, la cámara no realiza ningún ajuste sobre nuestra fotografía. Al conservar toda esa cantidad de datos el tamaño del archivo aumenta. Realmente el RAW no es un formato de archivo en sí, sino que cada cámara tiene sus propios archivos RAW. Por ejemplo en Nikon la extensión de sus RAW es .NEF y en Canon .CR2, pero además dentro de la propia marca cada cámara crea archivos RAW con características propias. Por este motivo necesitamos programas o plugins específicos para poder visualizar este tipo de archivos.

El RAW es un archivo cuya finalidad es ser modificado y convertido en cualquier otro formato de imagen que pueda visualizarse en el medio deseado (tanto en pantalla como impresión).

Sin embargo el JPEG es un archivo comprimido, que ha perdido parte de la información que contenía originalmente. Además el software de la cámara ha realizado los ajustes en función de lo establecido en la configuración que le hemos dado a la cámara. Todos los archivos de JPEG se pueden abrir con cualquier programa de visualización o edición de imágenes. El JPEG es un archivo final, es decir, un archivo listo para entregar, imprimir, compartir, etc, pero no está preparado para editar.

Ejemplo de un RAW y un JPEG recién salidos de la cámara:

Fotografía RAW sin editar en el ordenador

Fotografía JPEG sin editar en el ordenador

Dos fotografías hechas a partir de un mismo disparo configurando la cámara para disparar en RAW+JPEG a la vez. He pasado el archivo RAW a JPEG para poder visualizarlo en la web, pero sin realizar ningún cambio ni edición para comprobar las diferencias que existen al salir de la cámara.

Se observa a simple vista la mayor saturación de los colores en la fotografía en JPEG

Además, fijándose un poco, la parte de servilleta que queda justo encima de los huevos está sobreexpuesta en ambas fotos, es decir está totalmente blanca, sin ningún tipo de información visual, aunque en mucha menor medida en la fotografía en JPEG. Además la parte de servilleta que queda por debajo de los huevos también está sobreexpuesta (“demasiado blanca”) en el RAW y sin embargo en el JPEG ha recuperado en gran parte la textura de la tela.

Es fácil pensar que el JPEG es mejor, colores más bonitos, recuperación de zonas sobreexpuestas… entonces, ¿por qué seguir disparando en RAW si además hay que pasarse un rato delante del ordenador para pasar la foto de RAW a JPEG?

La misma fotografía anterior, esta vez editando el RAW para intentar recuperar las zonas sobreexpuestas:

Fotografía en RAW editada en el ordenador

Fotografía JPEG sin editar en el ordenador

Creo que es evidente que la recuperación de zonas sobreexpuestas es muy superior en el RAW. Además los colores son mucho más intensos.

 

Claro… no ha editado el JPEG y por eso queda mejor el RAW pensarás, pero como he dicho antes, el JPEG es un archivo final que la cámara ya ha editado y que en principio no debe volverse a editar.

Pero, ¿por qué no voy a editar el JPEG?

Como he dicho más arriba, el JPEG es un archivo comprimido. Cada vez que realizamos un cambio en el archivo y volvemos a guardarlo vuelve a comprimirse perdiendo más información y por lo tanto perdiendo calidad.

Si no me crees prueba a “guardar como” un archivo JPEG unas cuantas veces, cada vez desde el nuevo archivo guardado y cuando lo hayas hecho unas tres o cuatro veces compara el primer JPEG, el original, con la última copia guardada, verás la diferencia.

¿Por qué disparar en JPEG en microstock?

En principio el único razonamiento que nos puede llevar a disparar en JPEG para fotografía de microstock es que nos ahorra tiempo.

Si disparamos en RAW debemos editar la foto para lograr un resultado aceptable, sin embargo si disparamos en JPEG podemos dedicar todo este tiempo que nos ahorramos al no editar, en la creación de nuevas imágenes para poner a la venta. Aún así te aseguro que no venderás esas imágenes ni la mitad de veces que si hubieses disparado en RAW y las hubieses editado.

¿Por qué disparar en RAW en microstock?

Los inconvenientes creo que han quedado claros anteriormente, mayor tamaño de cada archivo, nos exige más tiempo de edición y los resultados en principio son peores que en el JPEG.

Las ventajas sin embargo son muchas y consiguen vencer sin duda a las desventajas.

Más información en el archivo nos permite editar la fotografía hasta extremos muy superiores que en el JPEG sin apenas perder calidad de imagen.

En la fotografía que he puesto de ejemplo la edición ha sido mínima (unos 15 segundos en Camera RAW), imagina la diferencia entre el RAW y el JPEG con fotografías que necesiten una edición mayor.

Si conservamos los RAW siempre podremos volver a editarlos desde el principio, tal y como salieron de la cámara. En algunas agencias de microstock nos permiten volver a enviar contenidos rechazados si éstos tienen errores que pueden solucionarse mediante edición en Photoshop. En este caso accedemos al RAW original y volvemos a editar la fotografía, esta vez corrigiendo esos errores. En JPEG esto no es posible ya que si editamos y lo guardamos estaremos perdiendo información y por lo tanto, calidad de imagen.

Otra ventaja es que cada cierto tiempo salen al mercado nuevos programas de edición fotográfica mejorados. Esto quiere decir que podemos recuperar viejas fotografías y editarlas con estos nuevos programas logrando mejorar los resultados obtenidos anteriormente.

Conclusión final

Aunque el JPEG sea mucho más cómodo, si lo que quieres es obtener fotografías de calidad, que puedas editar sin problemas aún a costa de pasar más tiempo delante del ordenador merece la pena disparar en RAW tanto para microstock como para fotografía de cualquier otro fin.

Al fin y al cabo se trata de hacer nosotros las fotos y no la cámara.

Puede que te interese:

Listado de agencias de fotografía

Agencias de microstock

Primeros pasos en microstock

Libro: “(micro)Stock: From passion to paycheck”

Visita la categoría “microstock” en la columna de la derecha para ver todos los artículos relacionados con el tema.

libro-microstock-banner (1)

Fotografía RAW sin editar en el ordenador

5 thoughts on “RAW o JPEG en Microstock

  • pablo F3 marzo, 2013 at 21:15

    Estupenda explicacion.
    Gracias por la info!

    Reply

Deja un comentario