Slide toggle

Hace unas semanas hice una sesión de fotos a la actriz Blanca García Lladó, acompañando y acompañado por Tomás Moya.

Tomás había escogido la zona de “s’Hort des Rei” y “Sa Murada” para hacer las fotos que él tenía planeadas, yo había planeado unas fotos en la playa al atardecer. De todas formas nos habíamos puesto de acuerdo para hacer a la vez de ayudante y fotógrafo en las dos localizaciones.

Así que ahí estábamos, justo debajo de la catedral de Palma y, como no podía ser de otra forma, nos encontramos con un cielo nublado que no dejaba pasar un sólo rayo de luz del sol.

Aprovechar la luz disponible

Blanca García Lladó

La primera opción, la más fácil y lógica, es aprovechar la luz disponible. Antes de que se nublara estuvimos haciendo algunas fotos interesante jugando con las sombras del toldo que hay en “Ses Voltes”, podéis ver alguna al final del post. Después se nubló, así que teníamos que aprovechar el día.

La luz del cielo nublado es una luz suave y envolvente, un tipo de luz que me gusta mucho y con la que es fácil trabajar.

El problema es que perdemos mucho contraste y nos quedamos sin opciones de componer las imágenes con juegos de claroscuros, así que decidí que era el momento de pararse un rato y sacar el flash.

Crear la luz del sol

(Vaya subtítulo…)

En fin, la idea era conseguir que la luz del flash se pareciera al máximo a lo que sería la luz del sol directa, así que la primera pregunta es ¿Cómo es la luz del sol?

Es una luz dura, blanca, directa, que creará sombras muy marcadas y con bordes definidos. Entonces… ¿cómo simular ese tipo de luz con la unidad de flash SB-900?

La luz del flash sin accesorios es dura, como la que queremos conseguir, además el flash está calibrado para dar luz blanca, como la que buscamos, así que… nada más que pensar, usaremos luz directa del flash.

¿Dónde coloco el flash?

La opción fácil es colocar el flash sobre la cámara, en zapata caliente que se llama. Pero con eso tenemos una luz frontal, consiguiendo una foto sin volúmenes… la opción fácil no suele ser la buena o, aunque sea la buena, es la que escogerá la mayoría de gente, así que vayamos un poco más allá.

Utilizando un cable TTL de sincronización con el flash, podemos colocar el flash en el sitio que creamos conveniente hasta donde nos permita el cable, a la izquierda, a unos 60º, en el caso de mi foto y más o menos a la altura de los ojos de Blanca.

Con esto logré una luz lateral, dura y blanca, pero tenía ganas de más.

La puesta de sol es mejor

Blanca García Lladó

Como os he dicho, tenía el flash a la altura de los ojos de Blanca, lo que supondría que el sol, si fuese real, estaría ligeramente por encima del horizonte, así que… ¿de qué color es el sol cuando está justo por encima del horizonte?

Sí, no es blanco, es naranja, así que tenía que conseguir que la luz del flash que ya simulaba el efecto del sol, adquiriese un tono anaranjado ¿cómo hacerlo? Le llegó el momento al gel CTO, un filtro de color anaranjado que se coloca delante del flash y se utiliza habitualmente para corregir (igualar) el color de la luz del flash al dispararlo bajo luz de tungsteno.

En mi caso no quería corregir el color de la luz si no más bien modificarlo. Al colocar el filtro CTO delante el flash, la luz adquiere una coloración anaranjada, justo como la del sol durante las últimas horas del día.  Así que ya tenía mi rayo de sol poniéndose a las cinco de la tarde de un día nublado de verano.

Un pequeño inconveniente

Hemos hecho que brille el sol, pero tenemos un problema. Aunque el cielo esté nublado, el brillo del sol real sigue reflejándose en los ojos de las personas. Al añadir nuestro flash, tendremos dos reflejos en los ojos, así que ya que hemos sido cuidadosos con los detalles durante la toma de la foto, vamos a serlo también durante el procesado.

La mejor opción es utilizar la herramienta clonar de Photoshop o el eliminador de tintas planas de Lightroom para quitar uno de los reflejos en cada ojo. Lógicamente tenemos que quitar el mismo en cada ojo.

Algunas fotos más de la sesión

Deja un comentario