Slide toggle

Durante toda mi vida he alucinado con las fotografías de la revista National Geographic. Lugares espectaculares, culturas lejanas, mucha naturaleza y un claro mensaje de protección del planeta y de todos los seres vivos que vivimos en él.

Con el tiempo voy descubriendo la historia que se esconde detrás de algunas de las fotografías más impresionantes que ha publicado la revista, y alucino todavía más al descubrir todo el proceso que se ha llevado a cabo hasta conseguir una “simple fotografía“.

Con un proyecto casi digno de “Megaconstrucciones”, el fotógrafo Michael Nichols consiguió fotografiar una secuoya gigante desde la base hasta la copa tomando varias fotografías a cada altura y uniéndolas en una sola imagen del árbol. Parte de esta fotografía fue portada de la revista de octubre de 2009 en la que además de un desplegable con la fotografía completa, se incluía todo un reportaje acerca de las secuoyas, la deforestación y la vida que envuelve a estos árboles milenarios.

Después de ver este vídeo creo que la frase “yo no se si merece la pena ponerse ahí por una simple foto” que me soltó una señora el día de la Diada Ciclista por agacharme entre los ciclistas que salían prácticamente andando sentados sobre sus bicicletas, creo que tiene menos sentido todavía del que tuvo en ese momento.

Espero que disfrutéis del vídeo y que os ayude a llegar un paso más allá en la próxima fotografía. No os quedéis detrás de la barrera, que desde ahí lo puede ver todo el mundo.

Vía | Meridianos

En YouTube | Fotografías con historia

Deja un comentario