Slide toggle

Hace unos días os explicaba en otra entrada todos los detalles de la toma de esta fotografía. Desde el material empleado y la previsualización de la imagen hasta todos los pasos que seguí para medir la luz y realizar la exposición.

Bien, pues en esta entrada os hablaré de los ajustes que realicé una vez en casa usando el Photoshop.

Antes de nada y como el debate sobre retocar fotografías digitales sigue (y seguirá durante muchos años) en marcha me gustaría decir que cualquier fotografía disparada en RAW en lugar de JPEG debe ser editada posteriormente en Photoshop o cualquier otro programa, que esa es la finalidad de disparar en RAW. Si disparas en JPEG y no editas en Photoshop, lo único que haces es dejar a la cámara que edite la foto por ti.

Hay que diferenciar entre edición o retoque básico en Photoshop (curvas, contraste, saturación y esas cosas) y la modificación de imágenes o creación de nuevas imágenes a partir de una fotografía, pero bueno, ese es un tema que realmente no me interesa ya que tengo muy claro hasta que punto quiero llegar en cada fotografía con el Photoshop, pero hay que tener en cuenta que no es lo mismo tomar fotografías de moda o publicidad que exigen un gran procesado que hacer fotoperiodismo que exige todo lo contrario.

Bueno, vamos allá.

Archivo RAW y edición en Camera RAW

Esta es la fotografía tal y como salió de la cámara, pasada de formato NEF (el RAW de Nikon) a formato JPEG sin modificar para que pueda visualizarse en la web.

Como podéis ver el resultado es el esperado tras la medición por zonas. Un cielo correctamente expuesto y la zona del campo cultivado y la higuera subexpuestos, es decir, oscuros. Además al tratarse de un RAW es una fotografía totalmente plana, sin contraste.

Para abrir un RAW en Photoshop disponemos de un plugin llamado Camera RAW que nos permite visualizar la imagen, editarla y guardarla o mandarla al escritorio de Photoshop para editar la fotografía directamente con las herramientas de Photoshop.

Lo que hice yo en Camera RAW fue únicamente recuperar ligeramente los brillos de alguna de las nubes que habían quedado ligeramente sobreexpuestos. Con el “aviso de recorte de iluminaciones” del histograma activado, moví la barra de “recuperación” hasta que desaparecieron de la fotografía las zonas marcadas con rojo que indican que están sobreexpuestas.

Entonces abrí la foto en Photoshop haciendo click en el botón “abrir imagen”.

Recuperación de la iluminación del suelo:

Primero de todo me interesaba recuperar un poco la luz en el suelo, en la zona del trigo. Creé una nueva capa de ajustes de curvas (Capa>Nueva capa de ajustes>Curvas…). Como sólo quería que esta nueva capa afectara a la zona de trigo seleccioné la máscara de capa y pinté de negro toda la zona del cielo y la higuera. De esta manera todos los cambios que hiciera en esta capa de curvas únicamente afectarían a la zona del trigo.

Seleccioné un punto de tonos medios en la curva (el punto central) y lo subí un poco para aumentar la luminosidad de la zona del suelo.

Además bajé la zona de sombras y subí la de luces para aumentar el contraste ya que como he dicho antes el RAW es un archivo plano, sin contraste.

Podría haber ajustado las flechitas de los límites de luz y de sombra (la blanca y la negra que salen debajo de la curva) pero como el resultado me gustaba de esta manera, preferí no tocarlas.

Como recordaréis de la entrada anterior, la higuera tiene todavía menos luz que el campo de trigo, por lo que decidí realizar los ajustes por separado y como he dicho antes, los ajustes de esta capa únicamente afectan al campo de trigo.

Recuerda que para pintar las máscaras de capa lo ideal es trabajar con zoom al 100% e ir pintando con el pincel del tamaño adecuado a lo que hagamos, una dureza del 0% y una opacidad del 15-20% y pasar varias veces por el mismo punto hasta alcanzar la opacidad que busques. De esta manera la transición entre la zona afectada por la edición y la que no está afectada es mucho más discreta.

Recuperación de la iluminación de la higuera:

Los pasos que seguí para recuperar la iluminación de la higuera son los mismos que anteriormente pero de una forma un poco más drástica.

Creé de nuevo una capa de auste de curvas que sólamente afectara a la higuera. Para ello seleccioné la máscara de esa capa de curvas y la invertí (control+I en PC o comando+I en Mac) de manera que me quedó toda la máscara de curvas negra, no afectaba a nada. Ahora sólo me quedaba seleccionar la máscara de capa e ir pintando la higuera de blanco.

Los ajustes que hice en la curva para la higuera son los de la imagen de la izquierda.

Desplacé la flechita blanca hacia la izquierda hasta que noté que empezaba a afectar a las zonas más iluminadas de la higuera.

Seleccioné un punto intermedio y lo subí un poco para aumentar un poco la iluminación en la higuera.

El punto que ves marcado en la zona de sombras (el de más abajo y a la izquierda) lo marqué para controlar el contraste y dejar las sombras en su sitio.

Lo que más trabajo me llevó fue dibujar la máscara de capa para que no se notaran escesivamente los ajustes alrededor de la higuera y no quedara esa especie de halo brillante que muchas veces se ve en algunas fotografías procesadas en Photoshop.

Ahora todo lo que faltaba era llevar el cielo a su sitio, devolverle la espectacularidad que tenía cuando lo vi.

Ajustes para el cielo:

De nuevo una capa de curvas con una máscara de capa para que los ajustes afecte exclusivamente al cielo.

Esta vez tenía margen para ajustar la flechita negra, la de las sombras y llevarla un poco a la derecha.

Seleccioné un punto neutro en el diagrama, el punto central que se correspondería con la parte azul del cielo y la bajé para aumentar así la intensidad del azul con esta ligera subexposición. Al subexponer los colores, éstos dan la sensación de quedar más saturados.

Marcando un punto en la zona de altas luces y subiéndolo lo que conseguía era aumentar la luminosidad de las nubes y con ello ganar contraste y volumen en las nubes.

Para darle el punto que necesitaba el cielo, creé una capa de corección selectiva de colores (Capa>Nueva capa de ajuste>Corrección selectiva…), en la pestaña de “cianes” aumenté un 17% el negro y en la pestaña de “azules” lo aumenté un 14%.

En resumen:

El manejo general de las capas de curvas es muy sencillo. La zona de la izquierda nos controla las sombras, el centro los medios tonos y la derecha las luces.

Usando la máscara de capa podemos controlar a que porción o zona de la imagen afectan los ajustes que realicemos en la capa correspondiente.

Generalmente lo que lleva más trabajo es ajustar la máscara de capa a la zona deseada y lograr que la transición entre la zona afectada por los ajustes y la no afectada sea muy suave y pase desapercibida.

Miraré de preparar un pequeño tutorial sobre el funcionamiento de las capas de curvas y otro sobre las máscaras de capa para aquellos que no estéis tan acostumbrados a utilizarlos.

Si lo que te gustan son los tutoriales de Photoshop no te olvides de votarlos en la encuesta del menú de la derecha. Puedes votar más de una opción a la vez pero sólo una vez. De esta forma me harás saber que es lo que más te interesa del blog.

BanerWebYFb

Deja un comentario