Slide toggle

Nikon D700 | Nikon AF-S 105mm 1:2.8 G ED VR II

Trípode Manfrotto 190 XB | Porex blanco

105mm | 1/4 s | f/9 | ISO 200

Revisando mis fotografías de alimentos, me di cuenta de que había fotografiado algunos platos preparados en los que había trabajado más en la preparación que en la toma de las fotografías y que sin embargo, en mi vida había fotografiado unas simples peras.

Preparación

Fui a la frutería y… entendí porqué nunca había hecho fotos a esta fruta, siempre parece que está medio pocha con esas manchas marrones, pero bueno, quería fotografiar peras, a ver cómo me las apañaba para conseguir que fuesen mínimamente atractivas.

Con esas manchas, inmediatamente pensé en una decoración tipo rústica, pero no dispongo de muchos elementos decorativos de este estilo, ni cubiertos, ni muebles, ni servilletas o manteles con los que darles un toque rústico, así que viendo lo que tenía a mano, empecé a pensar cómo podía salir del paso.

Tenía comprado barniz de color roble oscuro para pintar la otra cara de los listones de madera que ya tenía pintados de “blanco sucio” y que había utilizado en las fotografías de los “Champiñones al ajillo” o las “Gulas”. Así que vi el momento perfecto para coger el rodillo y ponerme a pintar. Ese color roble le daría un aspecto de mesa antigua a las maderas.

Pintar unas maderas para fotografiar unas peras puede parecer exagerado, lo es, lo que ocurre es que me compensa porque podré utilizarlo en otras fotografías y al final no me llevó más de diez minutos darle dos capas de barniz a esas maderas.

Composición

La composición en esta foto es algo sencillo, por un lado tenemos prácticamente media fotografía con aire. Pensaba enviar las fotografías de esta serie a las agencias, y a los diseñadores les encantan estos espacios vacíos para añadir sus textos, así que en algunas fotografías de la serie, dejé bastante aire alrededor de las peras.

Por otro lado, tenemos el bowl con las peras, donde las tres peras que pueden verse, están dirigidas cada una hacia un lado, no por casualidad lógicamente, sino para intentar crear una especie de triángulo con los rabillos de las peras que mantenga la mirada unas milésimas de segundo más en la imagen.

Iluminación

No quería complicarme con flashes, difusores y mil historias más. La luz de una ventana dirigida al norte (luz suave) fue suficiente para iluminarme de una forma bastante uniforme.

Quería sombras, pero que esas zonas tuviesen detalle, por lo que utilicé un trozo de porexpan (corcho blanco) para rebotar la luz de la ventana y rellenar esas sombras. Jugué un poco con la distancia del porex a las peras para conseguir la cantidad de luz que quería en las sombras.

Por otra parte, seguramente llegaría algo de luz rebotada desde detrás. Aunque no se vea en la foto, tengo una cartulina blanca que utilizo como fondo blanco, colgada justo por detrás de las peras, así que parte de la luz de la ventana, también les llegaba rebotada desde detrás.

Procesado

Lo más sencillo de todos, ajustes básicos en Camera Raw, un poco de contraste, unos puntos de intensidad, bajar mínimamente la saturación, y listo.

La abrí en Photoshop, creé una nueva capa de curvas con la que disminuí la exposición y después, a través de una máscara de capa, conseguí que esa “subexposición” afectara únicamente a la madera, pero sin ser muy fino, es decir, agrandé al máximo el pincel negro (para que al pintar los efectos de esa capa no afectaran a la zona pintada de negro), dureza al mínimo y opacidad al 15%. Fui pintando hasta que vi que esa subexposición ya no afectaba a las peras y había obtenido una especie de viñeteo que me gustaba y que pasaba bastante desapercibido.

A mejorar

Como me dijo una amiga una vez, “a base de ostias se aprende”.

En este caso lo que más me molesta de esta fotografía es la pera de la derecha, que tiene una forma diferente a las otras dos y además le falta prácticamente todo el rabillo. Hubiese sido suficiente con utilizar otra pera más bonita, pero… no tenía más, por lo tanto el fallo está en no haber comprado dos o tres peras de repuesto o, por lo menos, haberlas seleccionado mejor en la frutería.

Si además hubiese conseguido algo menos de luz en la parte de delante de la pera de la izquierda, habría conseguido un poco más de volumen.

Otras fotos de la serie

Además de esta fotografía, hice algunas más con otras composiciones. De momento las podéis encontrar en mi portfolio de Shutterstock, y en cuanto pasen la inspección, estarán también en mis portfolios de Dreamstime, Fotolia, iStock, 123RF, Depositphotos y alguna que otra agencia más, así que si trabajáis con otras agencias y os interesa alguna de estas fotos, podéis poneros en contacto conmigo si no las encontráis.

En José Barceló Foto

Fotografías explicadas
Introducción al microstock
Fotos de Stock
Fotografía de alimentos

6 thoughts on “Fotografías explicadas: Peras conferencia

  • rinconslr29 mayo, 2012 at 12:19

    Tengo mono de fotos y con este post ya me he puesto deberes para el finde 🙂

    Reply
    • José Barceló31 mayo, 2012 at 13:08

      Me alegra mucho que el post te sirva para tu próxima foto!
      Ya me enseñarás los resultados, a ver si me explico correctamente 🙂

      Reply
  • Cata Loshuertos23 mayo, 2012 at 08:09

    Buen trabajo, me encanta cómo comentas las fotos, me gustaría probar con la luz tal cual explicas. Aunque ahora tengo demasiados frentes abiertos, de vez en cuando hay que volver a la cocina. Saludos

    Reply
    • José Barceló23 mayo, 2012 at 23:20

      Hola Cata
      Muchas gracias, me alegra que te guste 🙂

      Ya digo, la iluminación esta es muy sencilla, una ventana a un lado y al otro un porexpan blanco para rebotar un poco la luz.
      Si no tienes mucho tiempo, prueba simplemente con un objeto cualquiera, aunque el motivo no sea ninguna maravilla, por lo menos ves cómo funciona la luz 🙂

      Reply

Deja un comentario