Habiendo nacido en una isla, el mar ha formado parte de mi vida incluso antes de conocer su existencia. Aparece en mis mejores recuerdos, pero también en mis planes de futuro cuando fantaseo.

En ocasiones en calma, en otras enfurecido, el mar modela el paisaje costero y logra que cambie totalmente de un día al siguiente.