La luz del amanecer tiene algo mágico. Es posiblemente uno de los momentos más especiales del día, todo está por empezar, todo cambia rápido y de forma imprevisible en el paisaje.